¿Cómo elegir un bombín para nuestra cerradura?

En caso de que la cerradura de tu puerta principal no funcione correctamente, o si tus llaves han sido extraviadas, no es necesario que cambies la cerradura, ya que de lo contrario los costes se incrementan y no queremos eso.

Claro que no todas las cerraduras admiten que se les sustituyan sus bombines, pero en caso de ser así, lo único que tienes que hacer es cambiar los bombines. Pero, ¿Cómo hago para comprar un bombín que se adapte a las necesidades de mi casa, oficina o negocio?

Debemos tener en consideración que no todos los bombines son adecuados para las cerraduras, y para ello te recomendamos que te fijes en los siguientes punto que te daremos a continuación, para que tu elección sea lo más asertiva posible.¿Cómo elegir un bombín para nuestra cerradura?

  1. Tipo de puerta

En el momento que dispongas a elegir el mejor bombín para tu cerradura, debes tener presente el tamaño de la leva, ya que según el tipo de puerta (de metal o de madera), la cerradura necesita de una longitud de leva distinta.

Por ejemplo, para las puertas de madera se requiere de un bombín de leva larga, que mida alrededor de 15 mm. En el caso de las puertas de PVC o metálicas, el bombín debe tener una leva corta, de aproximadamente 11 o 13 milímetros. Son poco comunes pero totalmente accesibles.

  1. Perfil del bombín

Entre los tipos más comunes de perfiles de bombines tenemos el europeo o estándar, que es el que tiene forma de pera y es el bombín más común del mercado. La forma es el típico ojo de una cerradura, que consta de una parte redonda arriba, mientras que la abajo es más estrecha.

En Cerrajeros Barcelona afirman que la mayoría de las puertas de madera cuentan con un bombín de perfil europeo. Los bombines de perfil redondo, como lo describe su nombre, están compuestos únicamente de una parte cilíndrica. También se les llama bombines de perfil suizo.

Los bombines de perfil ovalado son poco comunes, pero no por ello menos indispensables. Los bombines disponen igualmente de acabados en níquel o laton, aunque también los puedes conseguir en cromo.

  1. Medida del bombín

La mejor manera de conocer la medida de tu bombín (y quizás la única), es que debes extraerlo de la cerradura, de modo que el nuevo logre encajar a la perfección. Tenemos tres tipos fundamentales.

Los bombines centrados son aquellos cuya longitud se encuentra dividida en dos partes iguales, situándose la leva en medio de ellas. Las medidas más comunes son 30×30 = 60 mm, 40×40 = 80 mm, entre otras

En el caso de los bombines descentrados, la longitud de los mismos está dividida en dos partes, y al igual que en los bombines simétricos, la leva está ubicada en medio de estas mitades. Las medidas más comunes son 30×40 = 70 mm y 40×50 = 90 mm.

También tenemos los bombines de medio cilindro, en los que su longitud es la mitad de lo normal que vemos en el mercado. Tienen 30×10 = 40 mm y son propios de puertas poco gruesas, presentes en cobertizos o lugares en los que se requieran bombines angostos.

A través del siguiente vídeo te mostramos como medir un bombín de forma rápida y sencilla:

 

error: Content is protected !!