octubre 22, 2020

Guía de mantenimiento para cerraduras oxidadas

Las cerraduras son un elementos indispensable en cualquier inmueble para proteger a nuestra familia y bienes, ya sea en puertas principales, de trasteros, portones, negocios, autos, entre otros lugares donde podemos instalar una cerradura.

Sin embargo,  el frío y la humedad afectan la composición y el funcionamiento de estos dispositivos, oxidando ya sea cerraduras o candados y si no se usan con frecuencia puede ser aún más abrasivo, ya que no podremos notar que se están oxidando.

Cerrajeros que han instalado esta marca de dispositivos, opinan que una vez notamos que el óxido comienza a parecer es necesario tomar medidas rápidas y eficientes, haciendo un mantenimiento correctivo para controlar y limitar los daños en este elemento de seguridad.

Guía de mantenimiento para cerraduras oxidadas

¿Cómo notamos el óxido en la cerradura?

Es necesario mencionar que podemos observar desde el exterior, sin embargo, también son vulnerables a la corrosión por la parte interna, es por ello que muchos fabricantes utilizan el bronce y latón para fabricar los bombines de los mismos, haciendo que cada una de sus piezas internas sean aún más resistentes.

Sin embargo, no todas las marcas utilizan estos materiales resistentes, es allí cuando el mantenimiento se hace indispensable para que el óxido no afecte su funcionalidad, el óxido podemos notarlo de forma evidente, pero también, se nota cuando queremos girar la llave y notamos cierta resistencia o en el peor de los casos no se mueve.

Proceso para limpiar una cerradura oxidada

Retira el óxido por la parte exterior suele ser sencillo, solo es necesario utilizar un removedor químico especial para retirar el óxido o aplicar un recubrimiento anticorrosivo y luego pintarla si es lo que deseas.

Expertos de servicio técnico de Cerraduras Dierre, señalan que si el cilindro no se puede extraer de la cerradura, si es posible eliminar el oxido solo necesitarás tener en cuenta algunos pasos para lograrlo satisfactoriamente:

  • Inicialmente es indispensable colocar una cinta protectora en los contornos del cilindro que se unen a la puerta.
  • Hay que proteger la bocallave del bombín evitando que el líquido removedor afecte sus funciones, sumergimos el pincel en el químico removedor y luego aplicamos por todo el exterior de la cerradura y esperamos al menos 10 minutos para que actúe.
  • Luego con un cepillo de alambre retira todas las partes que contienen óxido y deja lisa la superficie tanto como puedas.
  • Toma un paño seco y limpia todo el exterior retirando la cinta protectora, una vez que el óxido ha sido eliminado es necesario tratarla regularmente para evitar que aparezcan otros rastros de óxido con el tiempo.
  • Finalmente, puedes utilizar una pintura apropiada para hacer que el recubrimiento anticorrosivo sea más resistente y la cerradura se conserve con el tiempo.

En resumen, el mantenimiento de una cerradura es sencillo, para evitar que se oxide es necesario usarla con frecuencia o al menos una vez por semana, para evitar que la humedad y el polvo produzcan el oxido, ademas puedes aplicar un poco de lubricante de vez en cuando para evitar que se atasque la cerradura, también es importante limpiarlas del polvo con frecuencia.

error: Content is protected !!