4 cosas que necesitas saber sobre la técnica “bumping” para abrir cerraduras

El “bumping” es una técnica utilizada por delincuentes para abrir cerraduras de cilindro mediante el uso de una llave de impacto, también llamada llave “bumping”. Permite abrir una gran variedad de cerraduras rápidamente y sin dejar rastros.

Debido a que se trata de una técnica no destructiva, no hay señales evidentes de una entrada forzada y muchas compañías de seguros incluyen cláusulas que evitan efectuar el pago en reclamaciones donde se haya usado esta técnica de intrusión.

  1. ¿Cómo funciona la técnica “bumping”?

La técnica hace uso de una llave especial, con dientes inclinados en un diseño específico, que al ser insertada dentro del cilindro de forma contundente (con un golpe de martillo, por ejemplo) provoca que los pines internos de la cerradura se retraigan por un instante.

Manteniendo cierta tensión giratoria en la llave se puede lograr que los pines, al intentar volver a su posición inicial, queden en su posición de desbloqueo. Con suerte, y a falta de ésta con algún golpe adicional, todos los pines quedarán desbloqueados y el cilindro girará.

  1. ¿Qué tan común es el uso de éste método?

Las estadísticas de las últimas décadas, tanto en Europa como en EEUU, indican que dos terceras partes de todos los robos con allanamiento de morada ocurren sin ninguna señal de ingreso forzado.

Como no hay forma de demostrar el método usado, en realidad es imposible saber con certeza cuántos robos se realizaron mediante la técnica de bumping. Pero las llaves para hacer el proceso no han dejado de venderse durante décadas, por algo será.

  1. ¿Entonces se trata de una técnica perfecta, no tiene ninguna desventaja?

Nada más lejos de la realidad. La principal desventaja es la falta de sigilo del procedimiento, puesto que se requiere propinar golpes a una cerradura, un proceso que genera ruido y vibraciones que pueden poner en alerta a otras personas o incluso, a las mascotas.

  1. ¿Qué podemos hacer para protegernos del bumping?

Los fabricantes de cerraduras han creado modelos resistentes al “bumping” o a prueba del mismo. Se trata de cilindros especiales, con sus propias llaves patentadas. Otros fabricantes han llegado a una solución de compromiso, añadiendo pasadores especiales a sus llaves y cerraduras tradicionales.

Hay una serie de técnicas que puede utilizar para evitar el bumping y hacer que su hogar y su empresa sean más seguros. Los pestillos de cadena, por ejemplo, proporcionan una capa adicional de seguridad a muy bajo costo.

Otra opción es cambiar a las cerraduras electrónicas, que usan corriente eléctrica para impulsar su mecanismo de bloqueo. Emplean imanes, solenoides o motores para activar el bloqueo suministrando o quitando energía.

También se pueden conectar a un sistema de control de acceso para fortalecer la seguridad. Su cerrajero puede aconsejarle sobre el mejor bloqueo para su situación en función del presupuesto y el nivel de seguridad deseado.

error: Content is protected !!